5 diferencias entre Formación Profesional y Certificados de Profesionalidad

Carlos Mejía
Director de Formación de Vértice

 El campo de la formación está evolucionando hacia un aprendizaje a la carta con la especialización como epicentro. Una formación cada vez más intuitiva y con mayor capacidad de adaptación a las necesidades de los usuarios. Un catálogo extenso donde la Formación Profesional y los Certificados de Profesionalidad son dos alternativas cada vez más demandadas. ¿Pero conocemos cuáles son sus diferencias?

Para profundizar en ambos tipos de formación, os detallamos a continuación sus principales características:

 

 

Certificado de Profesionalidad: Oportunidad de reciclaje

 El Certificado de Profesionalidad es una titulación oficial que acredita tanto el grado de capacitación de un trabajador en el desarrollo de una actividad laboral, con significado de ocupación, como la formación necesaria para ello.

En cuanto al perfil, predominan los trabajadores que quieran mejorar sus capacidades, personas en situación de desempleo o profesionales de menor cualificación que no han tenido la oportunidad de recibir una formación reglada para las tareas que desempeñan. Para su obtención es preciso disponer de algunas de las siguientes acreditaciones que varían en función del nivel del certificado que se quiera realizar.

La titulación, que es expedida por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), se estructura en torno a módulos formativos en tres niveles:

 Nivel 1. Certificados compuestos por actividades simples que requieren capacidades limitadas. No precisan de requisitos de acceso profesionales ni formativos.

 Nivel 2. Esta formación demanda conocimientos y capacidades concretas para  la realización de actividades. En cuanto al acceso, será necesario disponer del título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO); la prueba de acceso a ciclos de grado medio;  la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años o un certificado de nivel 1 de la misma familia.

 Nivel 3. En este nivel se contemplan actividades que, tras su finalización, el estudiante tendrá que realizar de forma autónoma, así como demostrar un dominio completo de las técnicas específicas. Para cursarlo será necesario contar con el título de bachillerato; una prueba de acceso a ciclo formativo de grado superior; un certificado de profesionalidad de nivel 2 de la misma familia o la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25.

 Entre las principales ventajas de la formación en Certificados de Profesionalidad se encuentran:  

  • Posibilidad de realizar el certificado en modalidad Teleformación que se adapta a las necesidades del estudiante.
  • Inserción laboral con habilidades específicas para desempeñar un puesto de trabajo concreto.
  • Prácticas obligatorias en empresas que permiten aplicar los contenidos teóricos al ámbito laboral.

Si deseas conocer un poco más sobre Certificados de Profesionalidad, tienes a tu disposición un catálogo en Vértice Training con más de 100 acciones formativas de diferentes familias y sectores  como la sanidad, el marketing o las artes gráficas.

Formación Profesional: Aprendizaje a largo plazo

La Formación Profesional hace referencia al conjunto de estudios cuyo principal objetivo es la formación socio-laboral desde una doble perspectiva:

  1. Adquisición y mejora de las cualificaciones.
  2. Recualificación de las competencias.

La Formación Profesional permite compatibilizar la promoción profesional, social y personal. Este tipo de aprendizaje aboga por la actualización de conocimientos y capacidades tanto de estudiantes como trabajadores a lo largo de su andadura profesional.

La Formación Profesional oferta más de 150 ciclos formativos con contenidos teóricos y prácticos articulados en torno a 26 familias profesionales. Para profundizar más sobre este aspecto, puedes visitar el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP).

Es reconocida como una titulación oficial y expedida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Este tipo de titulación académica está orientada a estudiantes que han superado la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), en el caso del Grado Medio, y Bachillerato, para el Grado Superior que varían según la cualificación.

Entre las ventajas más notorias destacan:

-Salida profesional. La formación profesional cuenta con altos índices de inserción laboral.

-Extenso catálogo de titulaciones en diversos sectores profesionales. Es una alternativa adecuada si el alumno busca una especialización enfocada a cubrir un puesto de trabajo.

-Prácticas. Antes de terminar el ciclo, los alumnos realizan prácticas en centros de trabajo relacionados con sus estudios. De esta forma, toman conciencia de la realidad de su futuro laboral.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Si quieres obtener más información de las posibilidades laborales que te ofrece realizar un Certificado de Profesionalidad, te recomendamos que leas también los siguientes:

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *