¿Cómo formarse para los trabajos que aún no existen?

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Las profesiones, las prioridades y las ofertas de trabajo cambian mucho más rápido que hace varias décadas, y la mayoría de los niños que hoy empiezan el colegio trabajarán en su futuro en profesiones que aún no existen. Entonces, ¿cómo formamos a los jóvenes para ese futuro? ¿Cómo nos actualizamos nosotros mismos para nuestro próximo empleo? Os damos algunas claves para entender cómo será ese futuro y qué áreas deberíamos potenciar:

La amenaza de los robots se cura con creatividad. El big data y la automatización de los procesos son en realidad una buena noticia, porque serán los robots los que se encarguen de las tareas tediosas y repetitivas. A nosotros se nos abre el universo de la creación, la innovación y el pensamiento transversal. Por este motivo, la educación de no debería estar centrada únicamente en la especialización en campos concretos, sino que debe complementarse con el desarrollo de competencias blandas como la creatividad o el lógica divergente.

El medioambiente en el centro del ecosistema. La gestión eficiente de recursos, la sostenibilidad, el tratamiento del agua o las energías verdes se convierten en campos profesionales en expansión. Pero cuando hablamos de energías verdes el trabajo no está reducido sólo a ingenieros y biólogos, sino que se necesitarán personas que vengan de áreas como la administración y la gestión, la internacionalización o el marketing. 

La flexibilidad también se aprende. Educar en la flexibilidad en cuanto al aprendizaje, al trabajo y a las capacidades es clave para los profesionales del futuro. Las empresas tienden a internacionalizarse, a buscar equipos de trabajo flexibles en función del proyecto y a apostar porque sus trabajadores adapten su trabajo a su vida. En esta línea, la autoformación y la formación online permite a los estudiantes aprender a planificar y gestionar su tiempo eficientemente.

Práctica, práctica y práctica. Pensar los programas educativos enfocados en la práctica (y apoyados por la teoría) hace que los alumnos apliquen siempre sus conocimientos al contexto y a una realidad dinámica. Esto permitirá formar a trabajadores que buscarán adaptarse a las necesidades cambiantes de las empresas y el mercado laboral.

Desde Vértice asumimos cada día el reto de investigar, analizar y desarrollar programas que se adapten rápidamente a las necesidades de la sociedad. Por este motivo, apostamos por la metodología onroom, la continua actualización de contenidos o la utilización de las últimas tecnologías aplicadas a la enseñanza, entre otras iniciativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *