10 consejos sobre la imagen en las entrevistas de trabajo

La preparación de una entrevista de trabajo es clave para obtener un buen resultado en esta. En ella, no sólo importa la información que podamos ofrecer sobre nosotros y la formación incluida en nuestro currículum, también tiene un papel importante nuestro comportamiento y la comunicación no verbal en el transcurso de la entrevista.

El dicho “una imagen vale más que mil palabras” se puede aplicar en estos casos, ya que un simple gesto puede restarte u otorgarte puntos en una entrevista personal, al igual que miles de #gestos inconscientes que dan a entender más de lo que pensamos.

Aquí os dejamos 10 #consejos para tener en cuenta en vuestras futuras entrevistas:

  • El saludo es muy significativo. Al saludar, el aprentón de manos no debe ser blando ni demasiado enérgico.
  • El espacio. Es recomendable no invadir el espacio del entrevistador, mantener las distancias y respetar el espacio personal, ya que indican educación y respeto.
  • La mirada. No dejes que tu mirada vaguee por la habitación, es aconsejable mirar a los ojos del interlocutor. Este aspecto demuestra transparencia.
  • Las manos. Este aspecto es uno de los elementos que más preocupan al realizar una entrevista ¿Qué hacer con las manos? Usa tus manos para expresar las ideas e informaciones que das, pero de una forma sencilla y sin exagerar. Evita cruzar los brazos, y no dejes las manos en los bolsillos o bajo la mesa.
  • El nerviosismo. Gestos como tocarse el pelo, la frente, la nariz continuamente, o repetición de algún gesto expresan nerviosismo e incluso mentira. Por lo que es recomendable un control previo de estos.
  • La impaciencia. Mirar el reloj o continuamente hacia una dirección que no es el entrevistador, denota impaciencia y desinterés.
  • La sonrisa. Hay que sonreír con calidez y naturalidad y asentir con suavidad. De esta forma, transmites atención y seguimiento de la conversación con el interlocutor.
  • La voz. Hay que procurar que el tono de la voz sea firme y estable. Antes de responder pensar qué es lo que se va a decir y respirar antes de hacerlo.
  • La postura. La inclinación leve hacia delante transmite interés en la conversación. Evitar una postura no rígida, pero erguida y los pies sin cruzar, de este modo se muestra interés y capacidad comunicativa
  • El entrevistador. En el transcurso de la #entrevista es recomendable atender a la posición y comunicación no verbal de este, ya que se esta forma se sabrá si nos estamos comunicando correctamente con él.

 

Recuerda que tus gestos dicen mucho más de ti de lo que piensas. Por eso, es tan importante saber controlarlos en una situación como lo es una #entrevistadetrabajo

Departamento de Comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *