¿Cuándo es el mejor momento para invertir en tu formación?

Nos encontramos en un momento de contrastes, donde por un lado, leemos en los periódicos que se espera un crecimiento del PIB para 2015 del 2,8% y nos martillean a diario con una decena de buenos indicadores económicos positivos que auguran que la economía comienza a mejorar. Por otro, seguimos viendo como la tasa de #paro se mantiene indecentemente por encima del 23%, y los indicadores microeconómicos, o más que indicadores, aquello que podríamos denominar “sensores micro”, que son aquellos que aunque no están registrados en ninguna tabla del INE, son conocidos y percibidos por los ciudadanos de a pie, tales como: cuándo encontrará empleo un familiar, cuándo volveré a poder tomarme una caña en el bar de la esquina el sábado por la noche, cuándo podré volver a comprarle a mi hijo unas zapatillas de marca o simplemente cuándo podré dejar de pedir comida.

Pese a esto, hay que seguir siendo optimista, y aunque sí o sí esto tirará hacia arriba, nadie debe quedarse esperando a ver si la ola los arrastra a una mejor situación, sino que cada uno debe ser guionista y protagonista de su futuro profesional.

La combinación descrita anteriormente, con tasa de paro muy elevada y alto crecimiento económico esperado, debe transmitirle a la ciudadanía sensaciones similares a las que percibe un jugador de fútbol cuando sustituyen al entrenador de su equipo o a las de un trabajador cuando llega un nuevo jefe.

Como dijo Michael Jordan en una ocasión “Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda”

Cualquier persona que se encuentre en situación de #desempleo o que trabajando quiera optar a una mejora #profesional ya sea dentro o fuera de su empresa, debe intentar situarse en el mejor punto de partida, y ahora más que nunca, debe echar el resto actualizando sus conocimientos, ampliándolos o especializándose.

A la respuesta, que es obvia porque nunca hay un momento inadecuado para mejorar el #futuro #profesional de cada uno, se le podrían añadir una serie de matices que nos llevan a pensar que el momento que nos encontramos actualmente en #España se está creando el caldo de cultivo necesario para la búsqueda o la mejora del empleo.

 

¿A qué esperas para dar el paso definitivo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *