E-Learning y chatbots: ante un nuevo desafío

Diego Sánchez 
Director de Vértice e-Learning 

Los chatbots es una nueva tecnología basada en la inteligencia artificial y que tiene como principal objetivo la realización de tareas sin la supervisión del ser humano. Un software autónomo y en constante actualización, capaz de aprender sobre los gustos de las personas con las que interactúa e incluso adelantarse a sus necesidades. Es decir, un chatbot no sólo es capaz de simular una conversación humana, a través de una interfaz conversacional, sino que las últimas innovaciones están permitiendo que llegue a interactuar como si de una persona real se tratase.

Entre las principales ventajas de los chatbots destacan:

Empatía conversacional. Los chatbots cuentan con la capacidad de ponerse en el lugar del usuario y mantener una conversación lógica detectando sus emociones, y por ende, estableciendo un itinerario conversacional cada vez más natural y alejado de la sensación de estar interactuando con un robot.

Agilidad. El tiempo de respuesta es inmediato lo que facilita la interacción con el usuario obteniendo resultados, no sólo automáticos, sino resolutivos y personalizados. Esto también implicaría que el número de consultas realizadas se multipliquen y por tanto aumente el número de datos recogidos orientados a estrategias de big data.

Facilidad de implementación. Los chatbots están diseñados para ser integrados en plataformas digitales como si de otro servicio. De esta forma, el usuario puede conversar con su chatbot de una forma muy intuitiva y sin necesidad de descargar aplicaciones o programas adicionales.

En líneas generales, esta tecnología ha sido utilizada en actividades relacionadas con la Atención al cliente para dar soporte a través de aplicaciones de mensajería y chat. Sin embargo, sus ventajas están dando lugar a que se democratice su uso y comience a aplicarse a otros sectores como el e-Learning.

La aplicación de la tecnología chatbot al universo e-Learning, puede romper uno de los principales hándicaps de la formación online, que es la incapacidad de conocer el estado emocional de los alumnos.  Los chatbots pueden detectarlo y modificar la respuesta incorporando una broma o adaptando el lenguaje utilizado. Más allá, se trataría de un aprendizaje totalmente personalizado y adaptativo a los ritmos, necesidades y requisitos exigidos a cada alumno.

Esta característica también ayudaría a los docentes a reducir los tiempos de organización y realización de las tareas diarias. Los chatbots se convertirían en ese “compañero” virtual encargado de responder dudas, o proporcionar informaciones, básicas permitiendo que los docentes puedan invertir ese tiempo en investigar e innovar sobre sus productos formativos. Por último, no debemos olvidar que un chatbot cuenta con una capacidad infinita para almacenar y analizar datos lo que sería muy efectivo a la hora de participar en la evaluación y progreso de los estudiantes, llegando incluso a convertirse en un mentor que ayudase al alumno a configurar su itinerario formativo de acuerdo a sus objetivos y aspiraciones laborales.

¿Qué te parece la incorporación de los chatbots al campo del e-Learning? Si quieres ampliar información, te recomiendo que consultes estos artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *