El e-Learning en las grandes empresas

Diego Sánchez

Director Vértice e-Learning

En la actualidad, muchas empresas han adoptado el e-Learning para la formación corporativa de sus empleados. Este crecimiento se debe, entre otros motivos, a una necesidad de flexibilizar los itinerarios formativos debido a la dispersión geográfica de las mismas. Con el e-Learning se rompen todas las barreras espacio-temporales permitiendo que sea el contenido el que se desplace y no las personas.

El e-Learning se encuentra en pleno crecimiento, si ya en 2011 alcanzó la cifra de 35.600 millones de dólares, en 2020 se prevé que estos datos superen los 60.000 millones, lo que supone un crecimiento anual del 7,6% según un informe realizado por OBS Online Business. Entre los principales factores que han propiciado la elección del e-Learning como formación corporativa, es destacable que el número de personas que utilizan Internet para formarse ha aumentado exponencialmente, a la vez que el catálogo e-Learning ha ido incorporando contenidos cada vez más versátiles que se adaptarían a la actualización de conocimientos de los empleados.

Como ya vimos en el post ‘8 Tendencias claves para implementar una estrategia e-Learning’, el sector de la formación online se encuentra en un momento de adaptación digital impulsada por nuevas tendencias tecnológicas que requieren que las plataformas online incorporen, de forma gradual, las principales tendencias del mercado si quieren mantenerse a la vanguardia del aprendizaje.

Y es en este contexto, donde las empresas comienzan a estar más concienciadas sobre la importancia de formar a sus empleados, sobre todo, para evitar la denominada ‘fuga de talento’ a través de una cultura empresarial que abogue por un equipo de profesionales comprometidos con la empresa. La formación corporativa propicia la especialización de los profesionales que se convierten en perfiles cada vez más competitivos y comprometidos a través de una reducción del absentismo laboral. Del mismo modo, la formación online favorece el aprendizaje colaborativo a partir de sinergias profesionales que pueden aumentar la rentabilidad económica de las empresas.

Las empresas demandan contenidos de calidad y que respondan a las necesidades formativas de sus empleados en áreas como Nuevas Tecnologías, Idiomas, Liderazgo, Gestión empresarial e Innovación. Es importante que estas soluciones e-Learning ofrezcan cursos que mejoren la competitividad de los profesionales. También es bastante común que las empresas soliciten programas formativos que ayuden a los nuevos trabajadores a adaptarse a los ritmos de trabajo. De igual modo, el e-Learning también es considerado como un valor añadido, ya que muchas empresas lo utilizan para comercializar sus productos de forma amigable

¿Te ha resultado interesante este artículo sobre e-Learning? Si quieres ampliar información, te recomiendo que consultes estos artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *