En formación, ¿eres digital o analógico?

Son muchas las ventajas que puede aportar la formación no presencial al alumno: flexibilidad de horarios, obtener una formación de alto nivel con la comodidad y economía que permite la formación online, evitar desplazamientos a los centros tradicionales de estudio, etc.

Existen tipos de formación, esencialmente prácticos, donde el objetivo principal a alcanzar por el alumnado será asimilar habilidades prácticas y, por tanto, la parte teórica de la formación, aunque necesaria, debe quedar en un segundo plano. En estos casos se pueden plantear una serie de dificultades, tanto para los docentes como para los alumnos.

formación_online

La formación e-learning es ya una realidad, puesto que obtener una formación completa con un ritmo de trabajo y una programación impuesta por el propio alumno hacen que cada vez más estudiantes se decidan por esta metodología de estudio. Además, este método consigue dotar a los docentes de una serie de herramientas que permiten salvar las distancias y formar a los estudiantes como si de un curso presencial se tratase.

Antes de organizar una sesión práctica el docente debe concretar de qué herramientas dispone y cuales son viables para dicha sesión. ¡No por utilizar todas las herramientas disponibles, el alumno asimilará mejor los conceptos!

Entre todas las herramientas de formación e-learning, como los entornos virtuales de aprendizajes (EVA) o plataformas e-learning, herramientas colaborativas síncronas, video learning, blogging, social learning y mobile learning, wikis, etc. Las de mayor interés para una sesión práctica son las siguientes:

  • EVA ó Plataformas de e-learning. La relación profesor/alumno aumenta con el empleo de las herramientas de la plataforma virtual y permite al alumno tener un fácil acceso a la información.
  • Herramientas colaborativas síncronas. Herramientas de comunicación como Adobe Connect o GoTomeeting u otras de código libre como Bigbluebutton permiten  de forma sencilla programar reuniones donde los participantes pueden, en tiempo real, interactuar de una forma rápida utilizando desde pizarras virtuales hasta software específicos.
  • Social y Mobile learning. La utilización de las redes sociales son muy útiles puesto que la forma de aprendizaje más práctica es a través de la interacción con los demás.
  • Wikis. El conceptos de entornos web que pueden ser modificados por múltiples usuarios toma especial interés en las sesiones prácticas cuando se trabaja en grupo de forma que todos construyen, todos aportan.
  • La gamificación. Es un concepto aplicable a cualquier tipo de formación puesto que puede animar a los alumnos a realizar tareas que se consideran “aburridas”. El docente debe enfocar partes de los contenidos de sus clases como si de un juego se tratase.
  • El blogging. Es un servicio muy útil y práctico para que  los estudiantes puedan expresar libremente sus ideas.

Algunas de estas herramientas permiten compartir con los alumnos aplicaciones en tiempo real, de forma que el docente pueda realizar las actividades con los alumnos. Adicionalmente, el alumno puede contar con grabaciones para visualizar cuantas veces precise los conceptos impartidos en las sesiones interactivas.

Es fundamental que el alumno esté prevenido sobre los conceptos que se van a desarrollar en la sesión práctica y que cuente con los dispositivos necesarios que le permitan seguir las sesiones de una forma adecuada.

Una pequeña introducción teórica a los puntos principales ayudará a los alumnos a afrontar la parte práctica, pero el profesor no sólo debe ENSEÑAR, sino que debe intentar que el alumno APRENDA. Una sesión práctica es más productiva cuando está centrada en los desarrollos y no tanto en los resultados.

La introducción del alumnado a las herramientas virtuales debe ser paulatina, son recomendables incluso sesiones iniciales donde se le aclaren todas las posibilidades que brindan las diferentes herramientas puestas a su disposición.

Cada sesión práctica debe ser planteada de forma diferente, aunque haya pautas que puedan ser de gran ayuda. Serán la creatividad y la experiencia del docente las que consigan diseñar una experiencia adecuada en la que el alumno asimile los conocimientos prácticos impartidos. Analizando todos estos datos sobre los entornos prácticos de formación on line existentes podemos lanzar una pregunta. Y tú, en formación, ¿eres analógico o digital?

Por Miguel Ángel Ramírez | Orientador académico en  Fundación Vertice

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

6 thoughts on “En formación, ¿eres digital o analógico?

  1. Cada vez intento ser más digital, no solo en el aula, sino también fuera. Me ofrece la oportunidad de que el contacto y la comunicación con los alumnos no se limiten únicamente a las horas de clase.

  2. intento adaptarme a las nuevas tecnologías para poder sacar el máximo provecho a la formación on-line, que me parece la mejor opción para formarme en mis actuales circunstancias

  3. Como todo en la vida evoluciona así lo hace las neuvas tecnologias, ” renovarse o morir”, es por ello que a pesar de que me haya tocado ser un analfabeto digital, intento superarme y crecer con las tecnologías, ya que gracias a ellas la formación mejora si cabe ante determinadas situaciones profesionales.

  4. Intento dejar de ser “analfabeta digital”, me esfuerzo por conocer las últimas tecnologías y adaptarme, ya que considero que el futuro de la formación va por ahí.

  5. En formación soy digital y analógico. Creo que por ahora es imposible optar por una de ellas en separado en todas las facetas formativas.
    Poco a poco lo virtual como terreno, el ejemplo lo tenemos en la fórmula 1, meses tras meses, semanas y dias detrás de un simulador de un circuito hacen que después casi sin pisar una sola vez el circuito puedas conducirlo a velocidades en las que es casi imposible reaccionar, tardará todavía en que un cirujano sin ver a un ser humano en cuerpo pueda operar, pero no creo que tarde mucho algún sistema de simulación que al igual que la formula 1 puedas operar sin ver ni una sola vez el cuerpo humano por dentro realmente. En la F1 se hace y si te equivocas te juegas tu vida, en la medicina te juegas la de los demás, que al final es mucho mas complicado. Lo dicho digital y analógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *