La importancia del diseño instruccional en e-Learning

Diego Sánchez 
Director de Vértice e-Learning 

Lo cierto es que la planificación y la producción de un producto e-Learning, desde que se piensa hasta que se materializa, requiere de un gran esfuerzo y dedicación. En este proceso es fundamental la organización de los diseñadores instruccionales, es decir, de los profesionales encargados de crear los itinerarios a seguir  para que el curso online tome forma y llegue a los usuarios finales. En diversos artículos aparece el término de ‘diseño instruccional’, quizás uno de los términos más importantes en este proceso pero que raras veces sabemos describir con exactitud, a no ser que formemos parte del universo e-learning.

El Diseño Instruccional es el proceso a través del cual se crea un ambiente de aprendizaje, así como los materiales necesarios, con el objetivo de ayudar al alumno a desarrollar la capacidad necesaria para lograr ciertas tareas (Broderick, 2001). En este diseño intervienen los principios generales del aprendizaje y se aboga por una formación más dinámica con la que el usuario pueda asimilar la formación de la forma más eficiente posible.

Es una herramienta fundamental para los docentes de e-Learning, ya que el diseño instruccional es utilizado como guía para la planificación de las  unidades de aprendizaje así como para la  definición de los enfoques. Es en este proceso donde también se diseñan e implementan las actividades a realizar en cada unidad según el nivel formativo de cada usuario.

La clave del diseño instruccional reside en la posibilidad con la que cuenta el docente de reorientar el sentido del curso en un momento determinado así como disponer de un itinerario flexible de formación con el que equilibrar dicho contenido. Así, un diseño instruccional adecuado permitirá planificar la formación online y seleccionar las herramientas más apropiadas para la creación del producto formativo de forma intuitiva a fin de adaptar el contenido a las necesidades de aprendizaje de los usuarios.

A diferencia de la  metodología presencial donde la carga formativa recae sobre todo en la impartición del contenido y la evaluación de los mismos, en la formación online este contexto cambia y son las fases de programación y tutorización las que cuentan con mayor dedicación. Por lo que la necesidad de un “guía” instruccional aumenta considerablemente.

Antes de comenzar a elaborar el diseño instruccional es esencial finalizar con éxito las fases de creación de contenido base (el esqueleto del producto) y el desarrollo de la metodología del aprendizaje. Lo cierto es que existen varios enfoques, pero en esta ocasión vamos a abordar el enfoque ADDIE:

Análisis– En esta fase se cuestiona la importancia del producto formativo tras la recopilación de la información necesaria para su desarrollo así como los perfiles de los alumnos. Este ejercicio de reflexión permite reducir los riesgos negativos que puedan producirse una vez que el curso esté finalizado.

Diseño- Se presenta una estrategia con la que conseguir las metas instruccionales: público a alcanzar, objetivos, itinerario y métodos de entrega.

 Desarrollo– Es la fase más creativa del proceso, ya que los diseñadores instruccionales utilizan todos los recursos disponibles para dar forma y crear los materiales del curso.

Implementación-Una vez que el curso está terminado, se pone a disposición de los usuarios y se evalúa el alcance del mismo. Es fundamental que los alumnos conozcan desde el inicio los objetivos principales para poder organizar su itinerario de aprendizaje.

Evaluación– En esta fase no sólo se evaluará si el curso ha alcanzado los objetivos desde la perspectiva del diseñador instruccional,  también desde el punto de vista de los alumnos. Uno de los métodos más eficaces son las encuestas finales y, cada vez más, las interacciones u opiniones de los alumnos por redes sociales.

Y ahora que hemos visto todos los pasos ¿Te atreves a crear tu propio curso online? Si quieres ampliar información, te recomiendo que consultes estos artículos:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *