¿Cuál es la importancia de la ‘alfabetización digital’ en el siglo XXI?

Diego Sánchez

Director Vértice e-Learning

La Sociedad de la Información, surgida en los años 80, dio lugar a una marcada “brecha digital” entre aquellos que estaban digitalmente alfabetizados y los que no. Una distancia cada vez más acusada entre los analfabetos digitales; los inmigrantes digitales (millennials) y los nativos digitales (Generación Y). En este contexto la ‘alfabetización digital’ ha sido adoptada por la UNESCO, en conmemoración del Día Internacional de la Alfabetización Digital (8 de septiembre), como una de las medidas prioritarias para reducir esta ‘brecha digital’.

Pero formar parte de la ‘sociedad digital’ no implica que todos los ciudadanos cuenten con las nociones y posibilidades necesarias para utilizar las nuevas tecnologías de forma correcta. En un principio se entendieron como ‘analfabetos digitales’ a aquellas personas que nacieron con anterioridad a la llegada de las nuevas tecnologías y se hizo hincapié en la figura del nativo digital (nacidos a partir de los 90) como la figura clave en esta alfabetización digital.

Sin embargo, el debate es mucho más complejo, es decir, ser un ‘analfabeto digital’ ¿está más relacionado con no dominar el manejo de los dispositivos o con no realizar un uso responsable de las tecnologías?

La alfabetización digital o multimedia hace referencia a las competencias necesarias para localizar, entender y analizar de forma adecuada la información a través de las tecnologías digitales. Es decir, las destrezas necesarias que toda persona necesita para poder utilizar e incluir las tecnologías en su día a día.

En una sociedad 2.0, como la actual, la alfabetización digital no sólo implicaría la habilidad de consumo sino también de producción del contenido. Es importante entender que esta alfabetización focaliza más su atención en la adquisición y dominio del uso de la información y la comunicación y no tanto en el manejo de los dispositivos electrónicos.

Para los profesionales del e-Learning, la correcta alfabetización digital de sus alumnos es clave para el desarrollo adecuado de la formación online. Esta alfabetización, al igual que otras, es el paso previo a posteriores procesos de enseñanza que en este caso estarían alineados con el uso correcto de los soportes pero también en la comprensión y expresión de los códigos audiovisuales y multimedia.

Las destrezas claves para una efectiva alfabetización digital se engloban en torno a cuatro líneas de actuación:

Instrumental. Orientada a adquirir las habilidades necesarias para el uso de las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación).

Cognitiva-Intelectual. La capacidad para transformar la información en conocimiento. En este punto es fundamental contar con una capacidad crítica que permita discernir entre lo que es y no información veraz.

Socio-Comunicacional. No sólo leer y escribir de forma tradicional, sino saber adaptar el lenguaje a los nuevos códigos de interacción social como la participación en las redes sociales. Tener la capacidad de crear documentos textuales, hipertextuales y audiovisuales es clave para evitar la exclusión digital.

Ética. La necesidad de trabajar en valores positivos y prácticas éticas en las interacciones digitales. Un claro ejemplo lo encontramos en las redes sociales cuando se inician debates polémicos y los usuarios dejan comentarios negativos que una conversación cara a cara ni se plantearían compartirlos. Por ello, trabajar el ‘civismo digital’ es un gran reto para todos los profesionales del sector.

¿Te ha resultado interesante este artículo sobre e-Learning? Si quieres ampliar información, te recomiendo que consultes estos artículos:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *