Lo negativo destruye, lo positivo construye

polos opuestos

En estos tiempos que corren, clausurando el sexto año de esta crisis, es muy importante mantener una actitud positiva. Levantarse cada día visualizando lo fructífero que podrá llegar a ser éste, contribuirá a que así sea. De hecho, ya podemos ver la luz al final del túnel: parece que se avecina un año con aires nuevos.

Hoy en día en los medios e incluso en las personas de a pie, podemos escuchar y observar mensajes negativos. Es por esto que tenemos que tener claras nuestras motivaciones y actitudes para sacar, incluso de los peores momentos, un mensaje positivo. Además, esto se traduce a nuestro día a día, con nuestras familias, parejas, amigos y donde más nos repercute, en nuestro entorno laboral.

Es cierto que profesionalmente podemos cometer equivocaciones. Incluso de éstas, afrontándolas con humildad y críticas constructivas, podemos sacar soluciones a posibles errores futuros. La satisfacción laboral depende de muchos factores, incluyendo nuestra actitud. Tal vez te sorprenda descubrir que cuando cambiamos la perspectiva tenemos una mayor capacidad de obtener oportunidades y alcanzar el éxito.

Una mejor conducta es beneficiosa para ti, porque te otorga equilibrio mental para afrontar retos. Si tu trabajo no te aporta nada positivo, ve pensando en un cambio de actitud: el lado positivo está siempre, sólo tienes que buscarlo. Plantéate: ¿con mi trabajo ayudo a otras personas? ¿me permite conocer gente nueva? ¿me aporta nuevos conocimientos? ¿me ayuda a mejorar mi desempeño profesional? ¿gracias a mi empleo puedo pagar mis estudios?. Este tipo de pensamientos son los que debes enfocar, porque te recuerdan cuál es tu motor, cuál es tu meta de cara al futuro y qué estás logrando gracias a tu compromiso.

  • Es importante atreverse con cosas nuevas: ofrece tu ayuda a otros departamentos, involúcrate en actividades que estén fuera de tus funciones.
  • Sigue formándote. Aprender algo nuevo puede darle un giro a tu vida laboral. No sólo es satisfactorio, harás que tu perfil sea atractivo de cara a adquirir nuevas responsabilidades. Actualmente existen muchas posibilidades educativas para prepararte sin descuidar tu empleo.

“El trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento”  Víctor Pauchet

“Y cuando lo peor esté por llegar, siempre nos queda la esperanza.”

Por Rosalía Marabini | Fundación Vértice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *