Los contratos de formación, una buena alternativa para la contratación de este verano

En Vértice apostamos cada vez más por los contratos de formación, y es porque encontramos innumerables ventajas tanto para las empresas contratantes como para los trabajadores, aumentando así el empleo juvenil y ofreciendo la oportunidad a los jóvenes de introducirse al mercado laboral y poder continuar formándose a la vez.

Tras la llegada del Verano y como bien explicamos en algún post anterior, son muchos los puestos de trabajo que comienzan a demandar trabajadores, y es que sectores tales como la hostelería, la restauración, los comercios e incluso cualquier empresa dedicada a otro tipo de actividad, necesitan contratar a personal para el verano, bien porque su actividad crece desmesuradamente durante estos meses o bien por tener que cubrir vacaciones del resto del personal de la plantilla.

Para todos estas demandas, podemos ofrecer contratos de formación, que como he mencionado en el primer párrafo del artículo, benefician tanto al empresario como al trabajador, por ello, voy a dar unas pautas sobres los contratos formativos para aquellos que aún no conocen los beneficios de estos.

Para comenzar, la empresa, se ahorrará el coste de los seguros sociales de los trabajadores con contratos de formación; el porcentaje de ahorro, dependerá del número de trabajadores de la empresa, si la empresa tiene más de 250, se ahorraría  hasta el 100 % de los seguros sociales y si tiene menos de 250, podría ahorrarse el 75 %.

Los contratos de formación tienen un año de duración prorrogables a tres, por lo que da tiempo a que el trabajador pueda formarse y acostumbrarse al formato de trabajo de cada empresa.

En cuanto al salario que percibe el trabajador nunca podría ser menor al salario mínimo interprofesional; además, la persona contratada, se formará durante su contrato con un Certificado de Profesionalidad  que tenga relación con el puesto que está cubriendo; para ello, contará con dos tutores, uno dentro de la empresa  y otro del centro de formación que le imparta el Certificado de Profesionalidad correspondiente. Esta actividad formativa estará bonificada por la Administración.

Además, la empresa estaría incentivando el empleo juvenil, ya que este tipo de contratos están dirigidos a jóvenes de entre 16 y 30 años que se encuentren en situación de desempleo.

Una vez que transcurran los 3 años del contrato formativo, el empresario podrá hacer indefinido al trabajador, obteniendo incentivos anuales de hasta 1.800 € durante tres años.

Por lo que resumiendo, nos encontramos con las siguientes ventajas:

  • Sin coste alguno de Seguridad Social durante el contrato
  • Dirigidos a trabajadores menores de 30 años con independencia de su titulación
  • Contrato anual renovable a tres años
  • Periodo de prueba de dos meses
  • Contrato de jornada completa

Si eres una empresa, estás pensando en contratar personal para tu compañía este verano y finalmente te decantas por los contratos de formación, en Vértice ponemos a tu disposición el Certificado de Profesionalidad que desees, ofreciéndote un catálogo de más de 100 de diferentes áreas profesionales.

Si eres un Centro de formación, y aún no tienes un amplio catálogo de Certificados de Profesionalidad que ofrecer a tus clientes, puedes hacerlo a través de nosotros.

En cualquier caso, si necesitas ampliar la información, no dudes en ponerte en contacto con Carlos Ginés a través del correo electrónico cgines@vertice.org

Alfonso Ochoa

Director General de Vértice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *