Los permisos de paternidad y maternidad en el mundo

La conciliación entre familia y trabajo nunca ha sido fácil. Es más, se ha convertido en uno de los derechos más reivindicados en  los últimos tiempos. Largas jornadas laborales, llegar a casa y que los hijos ya estén dormidos. Una sensación de frustración con la que conviven padres y madres trabajadores. Y esta coyuntura se agrava cuando llega a la familia un nuevo miembro. ¿Qué hacemos con él? La solución sería pedir un permiso de paternidad y maternidad, aunque varía en función del país en el que vivas.

Los permisos de maternidad y paternidad podrían definirse como el derecho que tienen tanto la madre como el padre de cuidar de su hijo recién nacido, durante sus primeras semanas de vida, mientras que su situación laboral se mantiene sin alteraciones.

Históricamente, el camino hasta conseguir este tipo de beneficios ha sido una verdadera lucha de igualdad. Por ejemplo, en el caso de España, la primera ley que regulaba la situación laboral de la madre después del parto data del 1900. Mientras que en el caso del permiso de paternidad, no será hasta el 2007 cuando se instaure la prestación que favorece al padre.

permi

Los permisos de maternidad y paternidad dependen mucho del país y de sus leyes laborales. Según la Organización Internacional del Trabajo el mínimo de días libres tras el parto debería ser de 14 semanas (98 días), en el caso de la madre. Sin embargo tan sólo 34 países en el mundo superan esta cifra. En cuanto a los permisos paternales, los  números son mucho más alarmantes ya que países como Grecia, México o Rusia ni siquiera los contemplan.

En el caso de América Latina, sólo Chile (126 días), Cuba (120 días) y Brasil (120 días) superan la recomendación de la OIT en cuanto a la baja maternal. En contraposición,  los permisos de paternidad distan mucho de estas cifras con tan sólo cinco días laborales cada uno. Destacan, Cuba y Chile, que sí cuentan con licencias parentales.

En Cuba, los padres pueden elegir quién se dedicará al cuidado del hijo hasta que cumpla el año de edad con una retribución equivalente al 60% del beneficio de la licencia maternal. Por otro lado, en Chile, si ambos progenitores trabajan de manera remunerada, la madre puede decidir traspasar seis meses de su permiso al padre. Recibiendo este último un subsidio equivalente a su salario con un tope mensual (Licencias de Paternidad y Permisos Parentales en América Latina y el Caribe).

 

america-latina-map

Por su parte, Estados Unidos puede considerarse como uno de los peores países para ser madre ya que, a pesar de contar con 84 días de permiso,  a nivel federal no existe prestaciones económicas. Sin embargo, existen tres leyes importantes que incluyen 1) derecho a no ser discriminado por estar embarazada; 2) permiso laboral por motivos familiares y de enfermedad no retribuido y 3) derecho a realizar pausas en el trabajo por lactancia.

En el contexto europeo, los permisos por nacimiento o adopción cuentan con una mayor duración. Países como Croacia (410 días) y Albania (365) lideran los permisos de maternidad. Sin embargo, estas licencias no son del todo positivas  ya que los permisos de paternidad están lejos de las cifras maternas, creando desigualdades en cuanto al cuidado del bebé y la reincorporación de las mujeres al mercado laboral.

 

europa-paternidad

Quizás, ideario de los permisos de maternidad y paternidad podríamos encontrarlos en algunos países nórdicos donde los progenitores se reparten los días en función de sus preferencias. Suecia cuenta con 480 días (16 meses), teniendo el padre que tomar al menos 70 días.

Otro de los países fríos, ejemplo en igualdad,  es Islandia, que en menos de dos décadas ha pasado de no tener días para el padre (antes de 2000) a otorgar cinco meses a cada progenitor más dos meses extra. Además de promover modelos más igualitarios, sus ciudadanos cada vez están más comprometidos con el cuidado de los hijos y la conciliación familiar.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *