Mens sana in corpore sano (y a partir de los 45 más)

Mucho ha llovido desde que el poeta Juvenal escribiera las Sátiras, pero no por eso pierde actualidad. La importancia de cuidar el tándem cuerpo – mente no pasa de moda, al contrario, cada vez son más las personas  que se preocupan de hacerlo.

Lo que sí parece cierto es que últimamente este interés se asocia más con hábitos de vida saludables y ejercicio físico, que por supuesto es importante;  pero muchas veces dejamos de lado el cuidado de la mente, ejercitarla para mantenerla igualmente en forma.

Este cuidado es importante a todas las edades, pero se vuelve fundamental a partir de los partir de los 45 años cuando la memoria, la capacidad comprensiva y la racional, así como la fluidez fonológica y semántica comienzan a disminuir, tal como se desprende de un estudio del University College of London.

De la misma manera que el deterioro físico derivado del cumplir años se puede retrasar con deporte, también se puede trabajar para retrasar el declive de las funciones cognitivas.  El entrenamiento mental resulta imprescindible para mantener el bienestar de las personas a pesar de ir haciéndose mayores.

Además, para mantener en forma cuerpo y mente a partir de los 50 es importante: hacer ejercicio, buenos hábitos de sueño (dormir 8 horas está relacionado directamente con la memoria), evitar el estrés con técnicas de relajación, esforzarse por no dejar de aprender y ser creativos, además de tener una alimentación saludable (controlar la ingesta de azúcar, comer pescado azul, beber café o té, etc,.)

Desde esta perspectiva, y con el objetivo de continuar con nuestras iniciativas de Envejecimiento Activo para mantener la autonomía y prevenir la dependencia, en Vértice Salud hemos puesto en marcha diferentes actividades destinadas a trabajar con las personas tanto a nivel físico (escuela de espalda, gimnasia dulce o fisioterapia de mantenimiento) como cognitivo (terapias grupales de entrenamiento mental en diferentes niveles). Con ellas, estamos contribuyendo a que las personas que se han decidido a venir, mejoren física y mentalmente.

¿Te animas?

Tania Cañas Montañés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *