¿Qué es un MOOC y para qué me sirve?

Comunicación Vértice

Los denominados MOOCs (Massive Open Online Course) son una modalidad de formación online que se caracterizan por ser cursos en línea masivo y en abierto, es decir, diseñados para ser impartidos a un gran número de alumnos a la vez y gratuitos. Una formación que te permite actualizar tu currículum y especializarte en sectores específicos. Para una primera toma de contacto, puedes visitar nuestra página de Aulatutorial, donde encontrarás más de 5.000 MOOCs divididos por área temática.

Los cursos MOOC están basados en la filosofía de la democratización del conocimiento a fin de que un mayor número posible de personas pueda ampliar su formación. El término MOOC surge en 2008 de la mano de Dave Cormier cuando la cifra de matriculados de su curso Connectivism and Connective Knowledge (CCK08) alcanzó los 2.300 alumnos.

Dentro del universo de los MOOCs podemos distinguir tres tipos fundamentales:

Los xMOOCs se articulan entorno a los métodos tradicionales de educación a distancia donde el docente tiene el rol de experto temático y el aprendizaje es individual. Es decir, se trata de una extensión de un curso presencial o en línea que se imparte de forma masiva a través de una plataforma MOOC.

Los cMOOCs están diseñados bajo la premisa del ‘conectivismo’ (Downes y Siemens) donde el aprendizaje se basa en la diversidad de opiniones y el fomento de las conexiones favorecería el aprendizaje continuo y compartido por una comunidad de usuarios afines entre sí. Esta modalidad promueve la creatividad, autonomía y aprendizaje de los usuarios. Es decir, a través de ejercicios más ‘abiertos’ valora la capacidad de aprendizaje de cada alumno.

Los xMOOCs se imparten en una misma plataforma, por lo que el perfil del alumnado es mucho más específico. Por norma general, se asocian más al ámbito universitario. A diferencia de los cMOOCs, basados en la colaboración horizontal, en los xMOOCs la relación entre profesor y alumnos es más vertical. De igual modo, el proceso de evaluación se centra más en pruebas cerradas (test o preguntas cerradas) donde prevalecen los resultados frente al progreso individual de los participantes.

Los profesionales que se dedican al diseño instruccional de los MOOCs son conscientes del desafío que supone impartir estos cursos sin caer en el error de parecer un ‘robot’ ya que no pueden modificar “la clase” durante su emisión. Por ello, uno de los elementos fundamentales es el tono utilizado que debe ser cercano.

Uno de los elementos más característicos de un curso MOOC y que puede servirte para el aprendizaje práctico son los vídeos explicativos,  en la que los tutores muestran cómo se realizan tareas o actividades muy concretas. Además, los foros se convierten en centro de debate, donde puedes resolver dudas y ampliar información colaborando con otros alumnos.

A final de la formación, un test te ayudará probar tu grado de asimilación de los contenidos y te permitirá que el usuario pueda pasar de unidad (nivel). A final del curso puedes obtener un diploma que acredite que posees esos conocimientos, como es el caso de todos los cursos que abrimos para ti en nuestro portal Aulatutorial.com.

¿Te ha resultado interesante este artículo sobre formación? Si quieres ampliar información, te recomiendo que consultes estos artículos:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *