Aprender con las redes sociales

Las redes sociales han cambiado la forma de relacionarnos y comunicarnos, la forma de hacer negocios, la forma de ocupar nuestro tiempo libre. Y también han transformado la forma en que aprendemos. La formación e-Learning aboga por integrar herramientas colaborativas como las redes sociales.

Hay programas que conjugan la formación en el aula (ya sea presencial o virtual) con diferentes acciones en redes sociales: una página o un grupo de Facebook, un perfil de Twitter, entre otros. Incluso hay acciones formativas que se han realizado directamente usando estas herramientas. Las redes sociales permiten trabajar colaborativamente, compartir información y comunicarnos, aspectos claves en la formación. Pueden facilitar la labor docente y consiguen que el alumno aprenda de la misma manera que trabaja, se comunica o se divierte en la red.

redes-sociales-populares

También es interesante el papel de las redes sociales en un aprendizaje más informal, no estructurado en un curso. Con nuestra actividad diaria en Internet estamos aprendiendo constantemente. Consultamos información de las diferentes páginas webs y blogs, compartimos enlaces de interés, intercambiamos comentarios… Es lo que se conoce como Entorno Personal de Aprendizaje (PLE, por sus siglas en inglés: Personal Learning Environment). El PLE va más allá de las redes sociales, incluyendo la actividad que realizamos en Internet.

El PLE se define como el sistema en que cada persona consigue construir su propio aprendizaje, es decir, es la manera en que cada uno aprende en Internet. Se trata de una serie de herramientas, recursos o fuentes de información y red de contactos que usamos habitualmente y que nos permiten conocer, compartir, reflexionar, comunicarnos…. y de esta manera gestionar nuestro propio aprendizaje. Cada uno definimos nuestro propio PLE según el uso que hacemos de Internet y de las herramientas 2.0. Así, un PLE puede estar formado por la gestión de un blog propio, de una wiki, la consulta de blogs y páginas webs determinadas, el uso de marcadores sociales, lectores de RSS y el contacto a través de redes sociales, chats o videoconferencias.

Cuando tenemos un objetivo claro, una inquietud por algún determinado tema, Internet nos ofrece una posibilidad enorme de formarnos y construir así, a lo largo del tiempo, nuestro propio PLE que se va a ir alimentando continuamente con las aportaciones de la red.

Las herramientas 2.0. son, pues, unos buenos aliados en nuestro aprendizaje. De forma más oficial pueden ayudar al docente y facilitar su labor. Y de forma más informal, podemos analizar y ver como, efectivamente, a diario aprendemos a través de estas herramientas.

Por Arantxa Uribe-Echevarria | Profesora en Vértice Bussines School

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *