¿Cómo fomentar la conciliación en empresas?

Fomentar planes de conciliación de la vida personal, familiar y laboral ya no es un regalo por parte de las empresas, sino que se está convirtiendo en un elemento indispensable.

Primero porque no hay que olvidar que son las plantillas las que hacen que una empresa sea próspera o no. Y, en segundo lugar, porque los clientes, los proveedores y el conjunto de la sociedad premian a las empresas que son responsables.

Si las personas que trabajan en una empresa están contentas se puede comprobar en el resultado diario de sus gestiones y en los mensajes que irradian al exterior.

¿Qué tiene que hacer una empresa para promover esa conciliación? El primer paso es creérselo, es decir, que sus directivos sean los primeros que estén comprometidos con todas las medidas que se establezcan y que velen por su cumplimiento. El segundo paso es que las plantillas se sientan partícipes y se genere un buen clima que favorezca la relación.

 

El primer paso es que los directivos estén comprometidos con la conciliación y el segundo que las plantillas se sientan partícipes

La Junta de Andalucía acaba de editar una guía que puede descargar aquí en la que se desgranan numerosos aspectos interesantes para fomentar la conciliación en las empresas.  En este documento se indica, por ejemplo, que antes que nada hay que revisar el conocimiento que tienen las mujeres y los hombres sobre sus derechos y posibilidades de conciliar la vida laboral, familiar y personal y cuáles son los mecanismos de información.

También hay que analizar cuáles son las necesidades de conciliación de las plantillas porque los intereses de cada uno pueden ser distintos, qué medidas existen ya en la empresa y si se usan o no, o el mencionado grado de compromiso por parte de los directivos.

 

Horarios flexibles, teletrabajo, permisos o sustitución de bajas

Una vez se tenga claro cuál es el grado de implicación de la empresa con la conciliación hay que ponerse manos a la obra para aumentarla. En esta guía se ofrecen algunas medidas como:

  • Tener horarios laborales flexibles de entrada y salida y de los descansos.
  • Una semana laboral comprimida.
  • Adecuar los horarios a los ritmos cotidianos de las personas (transporte, colegios, comercios, etc.)
  • Fomentar el trabajo compartido.
  • La corresponsabilidad en las unidades familiares o el teletrabajo.

Otras estrategias a seguir son la ampliación de los permisos de maternidad o paternidad, acumular permisos de lactancia en jornadas completas, ampliar los años que señala la normativa para el cuidado de los hijos/as, aumentar el tiempo de reserva del puesto de trabajo para la incorporación tras una excedencia voluntaria, ampliar el grado de afinidad con personas dependientes u ofrecer permisos retribuidos para asistir a consultas médicas.

Prohibido poner reuniones 10 minutos antes de la hora de salida

Por otra parte, los expertos resaltan que para que cale la conciliación en la cultura de las empresas hay que implantar una serie de protocolos como, por ejemplo, no poner reuniones justo cuando va a llegar la hora de descanso o salida, que las personas trabajadoras puedan recibir formación en horario laboral o que haya una política de sustitución, es decir, que si un empleado/a se tiene que ausentar de la empresa por un periodo prolongado se contrate a otra persona en su lugar para que la plantilla que queda no se sobrecargue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *