¿Cómo ser un emprendedor todoterreno?

El emprendedor cuenta con una serie de habilidades innatas como la constancia o la orientación al logro, entre otras, que lo diferencian del resto de profesionales. Pero también existen otras capacidades que debe ir adquiriendo y entrenando si quiere alcanzar el éxito profesional. En este post vamos a repasar algunas de las competencias claves que deben aparecer en el CV de un emprendedor todoterreno.

Entusiasta. Todo buen emprendedor debe ser un auténtico entusiasta de su proyecto. La pasión es el motor más importante para dar forma a una idea y que esta se materialice. El día a día de un emprendedor es toda una carrera de fondo con sus subidas y bajadas, por eso, la mejor opción es apostar por una actitud optimista.

Liderazgo.  El emprendedor debe contar con las habilidades necesarias para planificar y dirigir las distintas acciones a desarrollar en su proyecto. En el caso de estar al mando de un grupo de profesionales, es preciso ser empático para ponerse en el lugar de los demás y saber detectar las motivaciones y estados de ánimo del grupo. La asertividad también es otra característica de los grandes líderes, escuchar con atención y aprender de las críticas constructivas para ser progresar.

Visión de futuro. Tener el denominado “olfato” para los negocios que  permita anticiparse a las necesidades de los consumidores antes que lo haga la competencia.

Proactividad. Estar en alerta constante sobre posibles mejoras y oportunidades de negocio es vital para el crecimiento en positivo del proyecto. Ser creativo y buscar vías diferentes para alcanzar los objetivos marcados.

Buen comunicador. Saber comunicar de forma clara y concisa es una herramienta muy efectiva para llegar a nuestros clientes potenciales. El emprendedor debe desarrollar tanto habilidades de comunicación interna como externa. Contar con formación en marketing y comunicación será un plus.

Actualización constante. Para estar al día de las últimas innovaciones y tendencias del sector, el emprendedor tiene que actualizar sus conocimientos de forma continua. La formación online a través de programas de posgrados, MOOCs o webinars es una alternativa muy interesante para profesionales que demandan formación de calidad y a su ritmo.

Adaptación al cambio. Contar con una mente abierta capaz de adaptarse a los constantes cambios que experimentará el proyecto. Los cambios hay que concebirlos como nuevos retos que nos ayuden a evolucionar como profesionales. Es importante salir de la zona de confort y aprender de los fracasos.

Resolución de conflictos. A lo largo de nuestra etapa como emprendedores nos enfrentaremos a diferentes desafíos que tendremos que resolver de la forma más rápida y eficaz posible.

Organización y planificación. Una de las claves para que un proyecto funcione es la planificación integral (de inicio a fin) de todos los elementos que intervienen en la  idea de negocio.

¿Cuentas con las habilidades necesarias para ser un emprendedor todoterreno? En esta línea, te recomendamos que consultes estos artículos:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *