El presente es digital

La formación ha evolucionado a lo largo de los años para adaptarse a los cambios en el comportamiento del estudiante y teniendo en cuentas las novedades y tendencias en tecnología. Por esta razón, la educación a distancia y el eLearning han estado ganando terreno día a día, ya que tiene muchas ventajas y facilidades, tanto para quien imparte, como para el estudiante que recibe la formación.

Ahora bien, debido a la actual situación, tener acceso a formación online de forma fácil se ha convertido en una necesidad. Centros de formación, colegios, universidades y empresas, etc. se vieron obligados a cerrar sus puertas por seguridad, convirtiendo a las plataformas online en el compañero ideal para no paralizar la formación.

Por esta razón la transformación digital ya no es cuestión de un objetivo a corto plazo, la transformación digital está ocurriendo ahora, el mundo digital es el presente.

Profesionales de la formación y educación llevan trabajando décadas para creando fórmulas que combinen nuevas tecnologías, con el fin de mejorar la forma en la que aprendemos.

Gracias a este esfuerzo ha sido posible optar por nuevas fórmulas de aprendizaje:

¿Y ahora qué?

Con todos estos avances, ¿qué es lo siguiente? La evolución y aplicación de nuevos formatos que puedan usarse en la formación sigue su curso, estás son algunas de las mejoras que se ven venir:

1. El aprendizaje en la nube será la norma.

Lo que permitirá un mejor análisis de las métricas de los estudiantes, un intercambio de datos más eficiente, resultados de evaluación visual y mayor accesibilidad.

2. Biométricas para valorar mejor las acciones de los estudiantes.

La tecnología biométrica permitirá a los educadores medir las respuestas biológicas, incluida la estimulación de las glándulas sudoríparas, la frecuencia cardíaca, la posición de los ojos y otros datos, lo que les ayudará en el análisis de los alumnos, la investigación de mercado y, por lo tanto, la creación de un mejor aprendizaje digital.

3. Creación de mundos virtuales.

Otro avance en la tecnología AR/VR permitirá a los educadores crear mundos virtuales completos para los estudiantes, donde podrá aprender y desarrollar conocimientos y habilidades, así como aplicarlos sin ninguna consecuencia en el mundo real.

4. Datos para cada estudiante.

Los alumnos tendrán sus bases de datos individuales en la nube, a través de las cuales se hará un seguimiento de su progreso individual, y podrán guardar sus proyectos de aprendizaje, evaluaciones y notas. Esta información será útil para que los educadores proporcionen contenidos personalizados a los alumnos.

5. Aprendizaje permanente.

La velocidad en la que avanza nuestra sociedad hará que la formación permanente sea imprescindible. Será necesario un desarrollo profesional continuo, ya que las tendencias cambian rápidamente con la tecnología que sigue en evolución, y la naturaleza del empleo cambiará.

Formación y tecnología van de la mano, y ambas se encuentran en constante evolución sin intención de parar. El futuro ya es el presente, y es digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *